Vivir durante COVID-19

Queridos lectores,


No hubiera podido imaginarme a primeros del año 2020 vivir bajo estas circunstancias. Justo ahora que he empezado a trabajar como autónoma y firme un contrato de alquiler en un local para crear mi propio estudio de yoga. La vida siempre nos sorprenderá. Al igual que a mi me ha pasado esto, a ti te habrá pasado una situación parecida, seguro que estabas en mitad de algo, un proyecto, un objetivo personal o incluso una nueva relación sentimental. Me gustaría que supieras que no estás solo, todo el mundo tiene sus motivos para sentirse injustamente tratados por este paro mundial que supone COVID-19. Para algunos de vosotros ha supuesto una pérdida de un familiar o una amistad tal vez, me gustaría expresar aquí mi más sinceras condolencias. Nadie estaba preparado para este virus.



Pero todo no puede ser negativo, como una buena profe de yoga os diré que todo reside en la actitud. Tal vez ahora es el momento de analizar nuestra rutina, lo que nos da valor a nuestras vidas. Tal vez es el momento perfecto para desarrollar una pasión que requería tiempo y dedicación.


Respecto a tu trabajo, ahora que no lo tienes o está en pausa, piensa si de verdad era el trabajo de tu vida, si te aportaba algo más que dinero. Ahora que las facturas están suspendidas o no tenemos la necesidad de comprar porque no hay a quien impresionar con nuestras adquisiciones te has empezado a dar cuenta que el dinero no importa tanto como pensabas? Ahora que consideras que tiene el mismo o incluso más valor que el dinero? A mi se me ocurre una respuesta: las relaciones personales entre humanos, el calor humano y la comprensión, una buena conversacion, un abrazo o una sonrisa sincera.


La vida nos enseña a través de estos momentos difíciles que importa y que no importa tanto como pensabas.


Te gustaría expresar tu opinión acerca de cómo te está afectando la actual situación y compartir con todos como estas utilizando este tiempo libre que tienes?


A mi me encantaría saber de ti y apoyarte en estos momentos.


Sinceramente,


Silvia.



38 views